Poema: METAMORFOSIS

Home » Poemas » Poema: METAMORFOSIS

Siento mi piel resecarse,

ahuecarse, hacerse vieja.

Mi cara ya no es la misma,

llena de sombras y ojeras.

 

Miro mi cuerpo marchito

y algo raro me sorprende,

parece que algo se rompe,

¿será esto el fin, la temida muerte?

 

Sin embargo el corazón,

late vivo y renovado,

ajeno a los grandes cambios

que mi exterior va mostrando.

 

Después de un tiempo de angustia,

entiendo qué está pasando:

no estoy enferma, ni muero,

simplemente estoy cambiando.

 

Piel vieja y viejas ideas

se han secado, se han caído,

y el corazón las contempla

sosegado y distraído.

 

Mientras tanto mi alma eterna

se ha instalado en un resquicio,

en la morada apacible

que será su nuevo sitio.

 

Junio 2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *