La muerte y la vida

Home » Cuentos » La muerte y la vida

Había encontrado una paz interna tan intensa que podía sentir cómo cada una de sus células estaba tomada por esa quietud y, hasta el último átomo de su pelo o sus uñas, estaba bajo ese manto de serenidad infinita. Era tal el estado de gracia en el que se encontraba que pensó que quizás había muerto, que tal vez, por fin, había llegado a la muerte o acaso era esta la esencia de la vida. Haber encontrado la muerte en esta vida o la vida dentro de esta muerte.

 

2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *