De la ALERGIA a la ALEGRÍA. Trucos para que la letra cambie de sitio

Home » Lección mensual » De la ALERGIA a la ALEGRÍA. Trucos para que la letra cambie de sitio

De la ALERGIA a la ALEGRIA

¡Trucos para que la letra cambie de sitio!

 

La palabra alergia proviene del griego: aler-algo y gia-extraño. Por otro lado, la palabra alegría proviene del latín, alecris, que significa vivo y animado. Si te fijas en las dos palabras, son casi iguales, solo hay que cambiar una letra de sitio para que el significado cambie radicalmente.

En este artículo te voy a contar algunos pequeños trucos para que puedas cambiar esa letra de sitio.

Una alergia podríamos definirla como una hipersensibilidad a una sustancia que, si se inhala, ingiere o toca, produce en nuestro cuerpo unos síntomas característicos. Es un tipo de reacción inmunológica exagerada ante un estímulo que no es patógeno para la mayoría de la población. Sus manifestaciones clínicas son diversas, ya que dependen del agente causal y del órgano afectado. Los síntomas leves más conocidos son: ojos enrojecidos, picores, estornudos, dolor de cabeza, tos, urticaria… Los síntomas graves pueden producir vómitos, cólicos… y llegar incluso a producir la muerte.

En la actualidad, más de un tercio de la población mundial presenta alguna enfermedad de origen alérgico. Es una cifra preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta que va en aumento. Las estadísticas se están disparando en todo el mundo, especialmente en países industrializados, hasta el punto de haberse convertido en una de las grandes epidemias de nuestra época.

Las causas son variadas y complejas: nuestra forma de vida; el aire contaminado que respiramos; los productos químicos que ingerimos, ponemos en nuestra piel (incluyendo los tintes de pelo) y que están en la ropa que llevamos; las ondas electromagnéticas y, por supuesto, una alimentación deficiente que acarrea que el sistema inmunológico sea débil e incapaz defendernos ante las agresiones externas y de adaptarse a los cambios.

Las alergias no tienen por qué ser para toda la vida. Pueden aparecer en un momento y desaparecer en otro, de modo que no refuerces el programa en tu subconsciente diciéndote que “eres alérgico” o que “esto ya es para siempre”. Cambia el discurso por “estoy teniendo una reacción alérgica” o, simplemente, y mucho más positivo, “mi cuerpo se está adaptando”. Puede parecerte una tontería porque al fin y al cabo, ¿qué más da lo que uno diga? Si se tiene un problema se tiene, ¿verdad? Pues déjame que te cuente que no da lo mismo. Cuanto más lo repites, más lo refuerzas dentro de ti.

Te expongo aquí algunos consejos acerca de cómo puedes mejorar los síntomas o mejorar tus defensas para evitar los malestares de la alergia:

  • Toma más vitamina D. En los países desarrollados cada vez hay más deficiencia de vitamina D y esto nos hace más propensos a padecer alergias.

Para poder sintetizarla, necesitas exponerte al sol durante media hora al día (siempre que haya sol, claro, y en horas en las que no te queme).

Puedes encontrar vitamina D en el salmón y muchos otros pescados, en los cereales integrales, en el huevo y en la leche de soja. Lamentablemente los alimentos vegetales son pobres en esta vitamina.

  • Toma zinc, selenio y magnesio. Los niveles bajos de estos minerales se asocian a un incremento del riesgo de asma. El magnesio es un antiinflamatorio natural que disminuye la reactividad de las células.

Puedes encontrarlos en los cereales integrales, frutos secos, legumbres y verduras de color verde.

  • Toma Omega-3. Los ácidos EPA y DHA contenidos en el Omega-3 reducen los síntomas alérgicos.

Puedes encontrarlo en los pescados, las semillas de lino y de chia, las nueces, las almendras y la soja.

  •  Consume antioxidantes. Estas sustancias son los guerreros que nos ayudan a neutralizar a los radicales libres que, como su nombre indica, son unos gamberros radicales y tóxicos que van por libre, y que se generan en los procesos de oxidación interna. Cuantos más antioxidantes ingieras, menores serán los síntomas alérgicos que sufras. El estilo de vida y la alimentación actual hace que estemos llenos de radicales libres, de modo que necesitas buenas cantidades de:

Vitamina C. Cuando hay inflamación en las vías respiratorias, los pulmones tienen una necesidad mayor de esta vitamina. Cuanta más vitamina C haya en tu cuerpo, más fuerte estarás para defenderte y mayor capacidad adaptógena tendrá tu cuerpo.

Alimentos en los que está presente: muchas futas como el kiwi, la naranja, el limón, la piña y la fresa. Y verduras como: el tomate, el brócoli, el pimiento y la coliflor. Y en el grupo de las leguminosas, los guisantes.

Vitamina E y carotenoides. Son protectores de la piel y las mucosas, formando una barrera inmunológica de defensa.

Puedes encontrarlos en: cereales completos, frutos secos, aceite de oliva, aguacate, espárragos y atún. Y en las verduras de color naranja y rojo.

Flavonoides y polifenoles. Son capaces de combatir la inflamación y actúan como antihistamínicos naturales.

Puedes encontrarlos en la manzana, las pipas de la uva, las cerezas, los arándanos, la canela y los frutos secos.

Además, de los alimentos mencionados, mi consejo es que en esta época del año te complementes con los productos adecuados. Aquí va mi recomendación:

  1. – ARCTIC SEA
  2. – FOREVER DAILY
  3. – FOREVER NATURE MIN

Puedes conseguir estos suplementos biológicos, totalmente naturales y de máxima calidad en www.aloeterapeuta.com

Cuando tu cuerpo está bien nutrido y tu sistema inmunológico fuerte, la alergia irá poco a poco desapareciendo, dejando paso a la alegría de estar sano, con energía y vitalidad para vivir una vida plena y feliz. La alergia un día solo sea un recuerdo del pasado. ¡Ánimo y manos a la obra!

Comments

  1. mi hija es alergica a la fruta, toda, frutifrutos secos, legumbres y cefalopodos. ingerirle vitaminas x esta via es tarea dificil ademas de asmatica.que puedo hacer?

    • GEMA MARTÍZ on Septiembre 28, 2016 at 6:02 pm said:

      Hola. Lo primero sería tratarle el asma. Es posible que retirándole algunos alimentos le desaparezca. Parece una enfermedad incurable Y NO LO ES. Te recomiendo que busques un naturópata o un nutricionista holístico para tratar primero ese asunto. Una vez desaparecido el asma, lo demás sería mucho más fácil. Si lo deseas, en nuestro centro podemos atenderte: Espacio Argenta, en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *